noticias

Destinos de playa para mamá

Una de las fechas más festejada del año es el “Día de la Madre” ¡Y qué mejor forma para expresarle amor y agradecimiento que obsequiándole un viaje a su destino favorito! Aquí te recomendamos algunos:

San Andrés

Es el destino más visitado de Colombia, gracias al encanto de su mar de siete colores, playas de arena blanca, gastronomía y gente amable. Ofrece varias actividades para divertirse solo o en familia: buceo, esnórquel, caminatas y visitas a sitios de carácter arquitectónico, religioso y natural.

Planes imprescindibles son la visita a las playas de Johnny Cay - para que mamá tome el sol y saboree un refrescante coctel-, al Acuario, una vuelta a la isla y conocer el denominado Hoyo Soplador. Si mamá tiene alma aventurera, de seguro le gustará explorar la cueva de Morgan y darse un refrescante baño en La Piscinita, un pozo natural que construyó el mar y la roca coralina que la rodea.

También hay que sacar tiempo en el itinerario para visitar Cocoplum Bay, un lugar con poca profundidad, arena blanca y un mar entre tonos verdes y azules; dar un paseo de dos horas por la bahía en catamarán o un tour en kayak por los manglares de la isla.

Isla Múcura

Si quieres ponerle fin, por unos días, a los afanes de mamá, Isla Múcura es el lugar. Para llegar allí tienes que reservar un vuelo a Cartagena y desde allí realizar un recorrido de dos horas en lancha por el mar Caribe. Durante el viaje se podrán contemplar las islas del Rosario, Tintipán y San José del Islote, esta última considerada la isla más poblada del mundo.

En esta isla rica en biodiversidad, que desde 1996 hace parte del Parque Nacional Natural Corales del Rosario, es posible realizar actividades acuáticas como paddle surf, careteo, kayaking y buceo. Si mamá prefiere huirle al agua, también es posible jugar tenis y vóley playa o hacer caminatas y ciclo paseos.

Ya en la noche, un buen plan es desplazarse hasta la isla Tintipán para nadar en una piscina natural sobre el manglar en la que se puede apreciar, si las condiciones lo permiten, el efecto plancton bioluminiscense y peces que brillan en la oscuridad.



Cancún

Si a mamá le gusta la buena “vibra” al estilo mexicano, invítala a Cancún. Además de kilómetros de arena blanca, tendrá a su disposición actividades culturas que van desde la visita a las pirámides de Tulúm o de Chichen Itzá, hasta opciones más atrevidas como practicar buceo en la segunda barrera de coral más grande del mundo.

Cancún también seducirá a mamá con su gastronomía. Ella no podrá resistirse a los típicos tacos, con diferentes niveles de picante, a las enchiladas, pozoles, quesadillas y mucho menos al mole poblano ¡Aquí no hay dieta que valga!

A la hora de hacer compras, lo mejor es visitar el Mercado 28. Máscaras en madera, réplicas de relojes mayas, lencería, jarrones y hasta zapatos pueden adquirirse a precios cómodos. Eso sí, mamá no puede regresar a casa sin antes disfrutar de una noche de rumba en la discoteca más famosa de Cancún: Coco Bongo. Claro, si ella prefiere algo más tranquilo, puede visitar además del Museo Maya, tres zonas arqueológicas abiertas al público: San Miguelito, El Meco y El Rey, esta última frente a Playa Delfines.



Punta Cana

Es un destino donde mamá se sentirá consentida por la brisa del mar Caribe mientras toma el sol en alguna de las playas de arena blanca y fina, y de color azul verdoso, que hacen de este lugar un paraíso en la tierra.

Para las madres exploradoras un buen plan es una caminata por la Reserva Ecológica Ojos indígenas, una zona formada por bosques tropicales y doce lagunas donde el cuerpo agradecerá un baño refrescante. Otra opción es un recorrido hasta el cenote Hoyo Azul, una piscina natural a la cual se accede después de cruzar un bosque encantador y una cueva.

Tulum

Ideal para las mamás que aman el contacto con la naturaleza, cuenta con atracciones como la zona arqueológica en donde se puede apreciar el azul turquesa del mar Caribe. También pueden visitar el parque ecológico Xel-Há, ubicado a 12 kilómetros de distancia, donde se pueden realizar actividades como esnórquel, paseo en bicicleta, nado con delfines o relajarse en el spa del parque.